lunes, 4 de septiembre de 2017

Demandas y desafíos para una ingeniería con visión al año 2030. La interacción operacional entre la gestión y la comunicación.

1. La nueva sociedad del siglo XXI, global, líquida e hiperconectada, requiere una transformación de los modelos tradicionales de gestión  y de comunicaciones. Un paso fundamental es aprender a trabajar en red y a colaborar en forma eficiente. Eso es el Net-working.

2. En el mapa conceptual y operacional de la actual comunicación  a nivel de organizaciones, empresas e instituciones en general, tenemos que ampliar la visión integradora para dar forma a un crisol de interacción transdisciplinaria. Los ingenieros también son parte de la matriz social y organizacional de las comunicaciones.

3. El nuevo contexto de una sociedad que opera en red exige el acoplamiento directo y fluido de componentes institucionales vitales para el desarrollo innovador y sostenible. Las instituciones y organizaciones jerárquicas del siglo XX requieren una adaptación transformacional para sincronizarse con los impactos y efectos de las tecnologías de información y comunicación en red. Es el modelo de jerarquía que necesita ajustarse al modelo de redarquía.

4. El Estado, las universidades y las empresas conviven en territorios marcados por líneas fronterizas con barreras, limitaciones e interrupciones. No hay suficiente interacción ni integración entre estos estamentos para lograr coherencia y convergencia de visiones estratégicas para políticas de Estado.

5. Un fenómeno comunicacional globalizado está generando flujos y vínculos en ámbitos comunitarios que se traducen en una creciente presión de millones de personas conectadas y movilizadas, con información instantánea y transparente. Se ha generado una demanda social que obliga a redefinir las relaciones con el poder, con los mercados, con los servicios y con el entorno.

6. Ya no hay una  sociedad civil, en la concepción tradicional. Hay ciudadanos y consumidores en red. Las comunidades espontáneas y activas de hoy tomaron el espacio que ocupaban las pasivas y pacientes audiencias del siglo pasado.

7. La sociedad en red, reflejada en todos los ámbitos de actividades diarias, marca la nueva era post-siglo XX, que exige prácticas de gestión y comunicación en claves sinópticas y visuales usando nuevos medios de comunicación más interactiva. Los canales limitados y restringidos de ayer se convirtieron en redes de alta velocidad y de alta capacidad para compartir contenidos que se consumen en pequeñas pantallas, ubicuas y personalizadas. No hemos aprendido aún a operar en las aguas de la movilidad (laboral, organizacional, urbana). El fenómeno “Smart-tech” se expande desde los smartphones, smartTVs, smartCars, hasta las smartCities y -cada día más- a los Smart-Robots.

8. Tenemos que aprender a visualizar mejor para transformar los datos complejos en información concreta y en conocimiento aplicado. El desafío mayor es lograr mejores niveles de comprensión (entendimiento) para operar al ritmo de la avalancha comunicacional de hoy. Estamos recién empezando a entender fenómenos transformacionales como Big Data, Internet de las Cosas, Revolución Industrial 4.0 o la vieja/nueva Economía Circular.

9. Durante un cuarto de siglo hemos presenciado una revolución, en el hardware (todo el equipamiento computacional de uso masivo), en el software  (toda la inteligencia computacional desde las máquinas que llevaron al hombre a la luna, hasta las Apps que potencian hoy los smartphones) y en el netware (toda la red de conectividad global que transmite datos a velocidades cada día crecientes. Ya viene el 5G . Hoy se requiere una extensión y comprehensión holística de la tecnología incluyendo lo esencial del factor humano, el humanware.

10. Un punto de inflexión lo marca hoy la convergencia de la gestión y de la comunicación. Necesitamos nuevos ingenieros, con una visión integradora (de personas) y transformadora (de procesos) para enfrentar las demandas y desafíos del siglo XXI.
Basta recordar que ya llegó la era de la inteligencia artificial y de la inteligencia colectiva.

8 comentarios:

  1. En los siguientes comentarios se publican las observaciones personales de los alumnos del Taller de Net-working.

    ResponderEliminar
  2. Hay una necesidad de cambio de estrategia o de forma de trabajar desde las estructuras piramidales de las empresas pasando a las estructuras más matriciales o colaborativas, donde los resultados mismos reflejan que los genios “solos” ya no existen, y que se han visto superados por el trabajo colaborativo, transdisciplinario y en equipos.
    Antes, el acceso a la educación e información era de unos pocos, pero en la actualidad pasamos de este acceso limitado a un exceso de información abierto y de muy fácil acceso para todos. Se ha vivido un boom de información y herramientas, que hoy como segunda etapa, se está enfocando a las realmente necesarias y útiles. Hoy se usan las tecnologías para todos los ámbitos, por ejemplo, en la organización de un trabajo universitario o laboral, se pueden formar grupos de WhatsApp para la coordinación más cotidiana y las reuniones a distancia se pueden acercar con Skype u otro, lo que se puede llevar a todo ámbito de cosas que mejore las redes.
    En todo esto, observamos que lo importante es que la tecnología opere PARA las personas y no en sentido contrario, vale decir, que opera A LAS personas, sobre todo dado que el próximo paso sería la inteligencia artificial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Grupo 5.
      Enrique Olmedo - Fernando Sepúlveda - Juan Luis Pérez - José Urra.

      Eliminar
  3. La rapidez con la que cambian las sociedades, la tecnología y la forma de relacionarse, nos deja obsoleto rápidamente y nos obliga a cambiar el enfoque y transitar hacia la transformación de nuestras maneras de trabajar, de desarrollar las ideas y de comunicar y transmitir.

    Actualmente las personas están altamente conectadas, exigen de soluciones rápidas, requieren de tecnología y necesitan información.

    Se hace entonces relevante, tener una visión de cuál es el impacto que tiene la tendencia actual, de manera de anticiparnos a sus efectos y generar soluciones a la medida de las nuevas circunstancias.
    De manera conjunta, es esencial desarrollar una mirada de futuro de lo que estamos transformando para replantearnos cuál será nuestro rol, dónde queremos estar y qué queremos hacer.

    Además, para que las soluciones estén a la altura de estas transformaciones, es indispensable ser capaces de interactuar e integrar distintas disciplinas, propiciar el trabajo en red y la colaboración entre los participantes. Desarrollar una cultura que trabaje cíclicamente revaluando constantemente la forma y el fondo, adaptándose a los cambios e integrando formas de gestión y comunicación que planteen desafíos sin limitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Grupo 4.
      Juan Leyva - María José Lobos - Nicolás Maino

      Eliminar
  4. De acuerdo con lo expuesto, solo agregaríamos que el modelo jerarquico necesita "complementarse" con modelo redarquico.

    Por otro lado, creemos que este enfoque no solo es necesario para Ingenieros, sino que en general a todos los cuidadanos de nuestro pais.

    Como sociedad, tenemos un rol activo en transformar la forma en que preparamos a las nuevas generaciones para que sean capaces de interactuar en redes. Debemos preguntarnos entonces, acerca de cual va a ser el curriculum del futuro y las nuevas formas de medir la calidad en la educacion.

    Los modelos redarquicos en nuestras organizaciones requieren que los ejecutivos roten entre distintas industrias. Por ejemplo, un exeperto en productividad del retail se mueva a trabajar a la industria minera.

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo con tu publicación, y me gustaría reafirmarlo con mi opinión.
    Existe un cambio en la sociedad, arrastrado por la tecnología y su libre acceso, que está cambiando las formas de relacionamiento entre las personas.
    Las nuevas generaciones están enfrentando ciclos de cambios más cortos, no visto en generaciones anteriores, metafóricamente, “para nosotros es un cambio de ropa y para las nuevas generaciones, un cambio de talla”.
    Respecto a la formación, hoy es necesario un nuevo escenario de enseñar mas allá de las aulas, que permita conectarse, conversar y colaborar para transformar los modelos tradicionales de gestión y comunicación.
    Estos cambios culturales están eliminando las fronteras físicas, ideológicas y territoriales, creando ciudadanos integrados en donde el que no se incorpora, queda marginado.
    Efectivamente no hay distancia entre las personas, por lo que la unión se logra con la confianza, pero si esta se pierde, se eliminan las relaciones, así como se abren nuevas.
    El nuevo siglo necesita ingenieros, lideres, personas en general que tengan una mirada holística, integradora, pero mediante la gestión se logre acción produciendo un flujo continuo entre acción y comunicación.

    ResponderEliminar
  6. Mario, es claro que estas son las nuevas tendencias que ya están instaladas en nuestro entorno, y que seguirán evolucionando. Es por esto que consideramos que el desarrollo de la empatía, con el propósito de comunicar y enseñar nuevos conocimientos e ideas de una forma más amigable, debe ser siempre respetando los valores culturales y morales. La creatividad que permitirá generar nuevas ideas, que aportaran valor agregado en la sociedad y en las empresas deben desarrollar la capacidad de saber escuchar y conversar para generar confianza, y así lograr una transición más armónica en el proceso de preparación de los nuevos ingenieros y profesionales 2030. Una muestra clara de esto es que la IA (Inteligencia Artificial), debe trabajar en los aspectos morales de este tipo de inteligencia cognitiva, ya que puede generar controversia debido a las diferentes culturas.
    Nuestro esfuerzo debe enfocarse en Humanware y como las nuevas tecnologías están transformando el comportamiento de la sociedad.

    Saludos,
    Grupo 1: Jose Aros, Sebastian Cortez, José Araya

    ResponderEliminar